Torres 16 puntos, +18 de valoración en derrota de Valladolid

Mike Torres finalizó el encuentro con 16 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, +18 de valoración.

La racha victoria del UEMC Real Valladolid Baloncesto termina en el WiZink después de tres alegrías consecutivas. Movistar Estudiantes se hizo fuerte en su feudo y defendió con firmeza la ventaja conseguida entre el segundo y el tercer periodo. Los de Paco García se levantaron varias veces de la lona y trataron de darle la vuelta a la contienda, pero no fue posible ante un rival superior.

Ante cerca de 8000 personas en el WiZink Center, escenario imponente donde los haya, el UEMC Real Valladolid Baloncesto no se amedrentó y marcó territorio desde que se lanzó la bola al aire. Bien atrás, con el nivel que exigía el rival, los blanquivioleta frenaron las primeras acometidas locales, aunque se mostraron erráticos en ataque. También fue esa la tónica de los colegiales.

De hecho, en cinco minutos solo habían subido tres puntos al marcador con un triple de Kevin Larsen. El danés capitalizaba las posesiones estudiantiles y protagonizó un bonito duelo de pívots y de ‘Kevins’ con Allen en frente, pero el local cometió su segunda falta personal y se fue al banquillo de forma prematura. El ‘13’ estudiantil, que llevaba todos los puntos de su equipo (7-4), al banquillo.

Y sin él en pista, el UEMC Real Valladolid Baloncesto recuperó esa pequeña renta inicial para gozar de su primera ventaja del partido (7-9). Aunque las defensas marcaron el ritmo en las primeras posesiones, un intercambio de golpes mutuo y estéril cerró el asalto inaugural con un igualadísimo 14-14.

Pero esa paridad se rompió en el segundo periodo. Los de Javi Rodríguez salieron con otro aire y encontraron puntos desde la línea exterior. Con un tanteo tan bajo, los triples hacían daño, mucho daño, y ese acierto sirvió para que los locales se escaparan. De hecho, el cuadro celeste firmó cuatro triples en ocho intentos en este cuarto.

Primero Atencia y luego Demetrio golpearon desde la línea exterior para disponer de una renta de cinco puntos (19-14) que se mantuvo durante varios minutos. Un triple de Gantt mantuvo a los blanquivioleta a rebufo de los madrileños (22-17), pero las pérdidas (9 en la primera parte) y un parcial de 4-0 en apenas 30 segundos obligaron a Paco García a pedir tiempo muerto (30-20). Previamente lo había solicitado el técnico Javi Rodríguez, quien fue sancionado con una falta técnica, la segunda en contra de Movistar Estudiantes (31-27). No obstante, esa diferencia no varió en demasía y al descanso el marcador era de 41-34.

Los 13 puntos de Melwin Pantzar, continuando con su espectacular inicio de temporada, lo convertían en el máximo anotador de la contienda. Pero, en la primera parte, la diferencia de acierto en el perímetro marcaba las diferencias: 6/15 de los locales, 2/9 de los visitantes. Sin embargo, las nueve pérdidas de los vallisoletanos dificultaban la empresa, en la cual se veían obligados a remontar.

Un parcial de 6-0 para abrir el tercer periodo encendió las alarmas en el UEMC Real Valladolid Baloncesto. Y, para más inri, con la tercera falta personal de Melwin pantzar incluida. 47-34 se ponía el duelo, pero los de Paco García, como acostumbran, sacaron el carácter que les caracterizaba para no perderle la cara al partido.

Los castellanos ajustaron en defensa, minimizaron errores y acertaron en ataque. Los triples de Jordy Kuiper y Mike Torres devolvieron la paridad al encuentro (49-45) con un parcial de 2-8, lo cual obligó a Javi Rodríguez a pedir una tregua. La reacción fue inmediata. Un triple sobre la bocina de Atencia y dos mates de Sean Smith tras pérdida endosaron un frenético 7-0 como réplica (58-47) que ni siquiera pudo parar Paco García con tiempo muerto. Un destello de brillantez diferencial. El cuadro estudiantil encendió la mecha y, con una confianza inusitada, se fue hasta los 16 de ventaja (63-47). Un estirón final visitante redujo la desventaja hasta los 10 (63-53) a falta de un cuarto por disputarse.

Ante un Movistar Estudiantes que iba cada vez a más, el UEMC Real Valladolid Baloncesto estaba obligado a remontar. Y lo cierto es que lo intentó de todas las maneras posibles y hasta el final. Los siete puntos de diferencia se mantuvieron prácticamente en todo momento y hasta en dos ocasiones llegó a ser de solo cuatro y seis puntos. Pero, si no era Larsen, era Atencia, reprimiendo cada conato de remontada hasta terminar de certificar la derrota blanquivioleta. Los vallisoletanos no pudieron levantarse del todo y la racha de tres victorias consecutivas acabó en el WiZink Center de Madrid (81-70).

•    Ficha técnica:

(81) Movistar Estudiantes: Leimanis (5), Jorgensen (16), Jawara (10), Smith (8), Larsen (18) -quinteto inicial-. También jugaron: Hughes (0), Sola (0), Atencia (15), Alderete Díaz (-), Stoilov (4) Domínguez (10) y Demétrio (5).

(70) UEMC Real Valladolid Baloncesto: Mike Torres (16 puntos, +18 de valoración), Jaan Puidet (0), Dominic Gilbert (4), Jordy Kuiper (6), Kevin Allen (8) -quinteto inicial-. También jugaron: Greg Gantt (6), Herve Kabasele (9), Melwin Pantzar (16), Sergio de la Fuente (2), Álex Mazaira (9) y Romaric Belemene (3).

EFE.

error: Contenido Protegido ante Copia !!