Feliz 7 puntos, +6 de valoración en derrota del Joventut ante Real Madrid

Andrés Feliz en gestión defensiva ante Thomas Heurtel.

El Real Madrid es más líder de la Liga Endesa tras imponerse en la pista del Joventut Badalona (71-90) gracias a su gran actuación en la segunda parte (29-52) y a su poderosa plantilla.

El Real Madrid no ha perdido fuera de casa esta temporada y ha cumplido la tradición de ganar en Badalona, algo que logra desde 2011, ante un equipo que, debido a la COVID-19, solo ha podido entrenarse dos veces en el parón obligado que ha tenido.

El Joventut no jugaba una partido de Liga Endesa en el Olímpic desde el pasado 11 de diciembre, cuando derrotó al Coosur Real Betis (84-82), y ante el líder se registró la mejor entrada de la temporada, con casi 9.000 espectadores en las gradas.

El choque tenía muchos alicientes para ambos equipos. La derrota del Barça ante el BAXI Manresa dejaba más líder a los blancos si ganaban y para los verdinegros, la victoria les clasificaba para la Copa del Rey.

Pablo Laso sorprendió con un cinco inicial sin bases, con Alberto Abalde y Adam Hanga en pista para frenar a Guillem Vives e imprimir un alto ritmo al juego.

La salida del equipo blanco fue fulgurante (11-19, m.8), pero la segunda falta de Edy Tavares le llevó al banquillo y los badaloneses lo aprovechaban para llegar al segundo cuarto 20-24.

Sin Tavares en pista, los de Carles Duran empezaron a dominar el rebote, equilibrando el juego, y con el dominicano Andres Feliz, Pau Ribas y Ante Tomic machacando para pasar de 27-29 (m.14) a un 40-29 (m.18).

Sergio Llull y Nigel Williams-Goss, con dos triples, despertaron a los visitantes (40-35, m.19), Duran paró el partido y su equipo llegó al descanso 42-38.

Tavares volvió a la pista en el tercer cuarto y Tomic se sentó en el banquillo de salida. Fue el turno de Guillem Vives y un 6-0 dejó el marcador en 48-38 (m.22). Y el Real Madrid volvió al triple con Taylor y Llull para colocar un 51-46 (m.25).

Tomic y Pau Ribas regresaron a la cancha y Tavares cometió su tercera falta, entrando Vincent Poirier.

Yabusele y un triple de Llull empataron la contienda 51-51 (m.26) y hubo un nuevo tiempo verdinegro, pero Llull estaba imparable y con un 2+1, junto a una canasta de Yabusele, puso otra vez a su equipo por delante (51-56, m.27). El ala-pívot francés cerró el cuarto con un triple para el 58-65.

Con Tavares en pista y con 60-65 (m.32), Brodziansky relevó a Tomic y Pau Ribas volvió a la pista, pero el Real Madrid tenía más recursos. Con Jeff Taylor desde el perímetro y Tavares en la pintura, amplió su ventaja (60-70, m.34).

Duran paró el partido, Vives regresó, pero el Joventut siguió fallando en el triple, Yabusele anotó su segundo en el Real Madrid y Thomas Heurtel remachó el 60-75 (m.34). Nuevo y desesperado tiempo badalonés para frenar la sangría.

Fue inútil, porque la sólida defensa blanca, dos triples seguidos de Heurtel (logró 5 de 8) y una canasta de Tavares propiciaron una clara ventaja visitante (65-83, m.36), que se amplió a 20 (69-89), la máxima, a 1:50 para el final.

71 – Joventut Badalona (20+22+16+13): Vives (7), Pau Ribas (10), Parra (4), Willis (4), Tomic (18) -equipo inicial-, Busquets (2), Brandon Paul (2), Bassas (-), Feliz (7 puntos 3 rebotes, +6 de valoración, 11:28 minutos), Brodziansky (12), Birgander (2) y Ventura (3).

90 – Real Madrid (24+14+27+25): Abalde (5), Hanga (6), Taylor (11), Yabusele (16) Tavares (8) -cinco inicial- Heurtel (20), Llull (11), Rudy Fernández (-), Williams-Goss (6), Causeur (2), Randolph (-) y Poirier (5).

EFE.

error: Contenido Protegido ante Copia !!