Feliz 11 puntos derrota de Joventut ante Real Madrid

El Real Madrid mantiene el pulso por la segunda plaza de la Liga Endesa al imponerse al Joventut Badalona por 99-89, un triunfo que le permite distanciar a una victoria al Valencia Basket y en dos a la ‘Penya’, con un inspirado Adam Hanga, autor de 20 puntos y 5 triples de 9 intentos (55% de acierto).

Ni los 25 puntos de Ante Tomic, de nuevo sobresaliente pese a los silbidos de la afición del que hace tanto tiempo fuera su equipo, ni las constantes reacciones del Joventut que se impuso en el rebote (26-28) fueron suficientes para derribar a un conjunto blanco que sumó la vigésimo segunda victoria, a dos del líder, el Barça.

Que la euforia madridista del pase a la Final a Cuatro de la Euroliga había quedado atrás se notó desde el inicio. Los blancos, serios en defensa, negando cualquier acercamiento verdinegro a su aro, y finos al tiro (3 triples de 4 intentos) pusieron un 20-11 al ecuador del primer cuarto ante un Joventut superado.

Lo paró Carles Duran para meter a Pau Ribas y al flamante mejor joven de la Liga Endesa, Joel Parra, que respondieron con dos triples instantáneos, aunque su empuje se acabó pronto y el final del cuarto fue blanco (29-23).

La resistencia verdinegra tenía nombre y apellido: Pau Ribas. Inasequible al desaliento, sumaba ya 11 puntos en su empeño de mantener enganchado a su equipo (31-25, min. 12). Pero era en vano, porque el Real Madrid seguía defendiendo fuerte y rentabilizando cada posesión. Sergio Llull asistía, Vincent Poirier se colgaba a dos manos de la canasta y la renta se disparaba a 13 puntos (40-27, min. 14).

Pero la ‘Penya’ no está peleando el segundo puesto liguero por casualidad. A la mínima que bajó la efectividad blanca se estiró de la mano de los robos de Andrés Feliz y la calidad de Ante Tomic para igualar el duelo a un minuto del descanso (42-42, parcial 0-10). Con dos mates de Guerschon Yabusele y Parra, uno por aro, llegó el descanso (47-46).

A la vuelta de los vestuarios, el Joventut pareció dispuesto a tomar la iniciativa, hasta que se topó con un Adam Hanga bendecido, que les endosó tres triples sin fallo en cuatro minutos (62-53, min. 24), a la postre fundamentales para el resultado final.

Aunque volviera a aparecer Parra, una fuerza de la naturaleza, se encontró con un huracán, Walter Tavares, que lo mismo se colgaba a pase de Hanga que taladraba la canasta en las narices de Simon Birgander. Pese a todo, Tomic, tan silbado como de costumbre, se empeñaba en que la ‘Penya’ siguiera viva para el último cuarto (76-69).

Tan viva como que a falta de los últimos 6 minutos, la escuadra verdinegra igualó el duelo con un robo de Ribas finalizado por Feliz (83-83). Recuperó Laso al francotirador Hanga y acertó a la primera. En la segunda amagó desde la esquina y cedió para que finalizara Yabusele. Un ‘alley-oop’ de Poirier y una bombita de Llull completaron el parcial 10-0 para dar al traste con la resistencia badalonense (93-83, min. 36).

Ya no se le escapó el encuentro a los de Pablo Laso, que supieron resistir el enésimo intento de reacción visitante manteniendo el tipo en defensa. Una bandeja tras robo de Nigel Williams-Goss y un mate de Poirier pusieron el broche a una tarde feliz para el público del WiZink Center.

99 – Real Madrid (29+18+29+23): Williams-Goss (4), Causeur (11), Hanga (20), Yabusele (17), Tavares (7) -quinteto inicial-, Poirier (16), Llull (10), Deck (3), Abalde (5) y Randolph (6).

89 – Joventut Badalona (23+23+23+20): Vives (4), Feliz (11 puntos, 4 asistencias), Busquets, Tomic (25), Willis (12) -quinteto inicial-, Parra (9), Ribas (15), Paul (2), Birgander (6), Bassas (5) y Maronka.

EFE.

error: Contenido Protegido ante Copia !!