Delgado 6 puntos, 5 rebotes en derrota de Bilbao ante Zaragoza

El Casademont Zaragoza tomó este jueves el Bilbao Arena imponiéndose de paliza, por 76-100, a un Surne Bilbao Basket que apenas ofreció oposición más allá de igualado primer cuarto y que no compitió como quería en su reencuentro con la ‘marea negra’ tras casi un año sin público en Miribilla.

El día que iba a ser señalado para el equipo vasco y sus aficionados se quedó en un decepcionante tarde por la enorme superioridad de un conjunto maño.

El cuadro maño estuvo centrado, fluido y muy acertado lanzado por Matt Mobley (18 puntos y 23 de valoración), Adam Waczinsky (13 y 19) y Javi García (14 y 14), por fuera, y Tryggvi Hlinason (11, 9 rebotes y 17) y Hans Vanwijn (15, 6 y 17), en la zona.

Una labor coral de los de Jaume Ponsarnau traducida en un tremendo acierto (23/37 en T2 y 15/31 en T3) y una manifiesta superioridad en el rebote (23-40). Datos que, como el del marcador final, no necesitan añadidos.

Por el Surne Bilbao Basket, que recordó a sus peores momentos de un año pasado al borde del descenso, y especialmente a los partidos ante el Zaragoza, apenas si tiró del carro al inicio Ludde Hakanson (12 y 14) e intentaron reaccionar con todo casi perdido el capitán Jonathan Rousselle (18 y 18) y Andrew Goudelock (12).

La ‘Minibamba’, no obstante, decepcionó como los también nuevos Ángel Delgado (6 y 4) y Valentin Bigote (3 y -3).

Delgado abrió el marcador para un 4-0 inicial del Surne Bilbao que rápidamente fue contrarrestado por Mobley y el Casademont Zaragoza (4-7).

También adquirió cuatro puntos de ventaja el conjunto maño (8-12), aunque reaccionaron los locales de la mano de Hakanson para acabar el primer cuarto precisamente con esa máxima ventaja con unos buenos minutos finales de Withey.

Remontó el Casademont Zaragoza al inicio de un segundo cuarto, con cinco puntos entre McLean y Javi García (20-21), en el que aún se recuperaron momentáneamente, los bilbaínos entraron en uno de esas crisis que sufría el año pasado.

Especialmente Delgado, cuyos minutos de desacierto en las dos zonas se unió al filo de Mobley para encadenar un 0-14 (25-39), ampliado posteriormente a 4-22 (29-43), que amenazó con romper el partido antes de una segunda mitad a la que se llegó con clara ventaja visitante (31-43).

Mantuvieron las distancias en el tercer cuarto los de rojo martilleando con pasmosa facilidad el aro local para arrancar los últimos diez minutos 16 arriba (53-69). Incluso frenaron un arranque de genio del hasta entonces apagado Goudelock, que anotó 8 puntos seguidos y acercó a su equipo a 12 puntos (42-54).

Intentó algo parecido Rousselle al inicio del últimos cuarto (57-69), pero el Casademont Zaragoza no perdonó y hasta amplió la diferencia para hacerla insalvable con Waczinsky (67-88, a 3.43) muy acertado desde el triple.

No se quedó ahí la cosa y la paliza fue en aumento hasta el 73-100 previo al 76-100 final.

76 – Surne Bilbao Basket (20+11+22+23): Rousselle (18), Hakanson (12), Bigote (3), Miniotas (6), Delgado (6 puntos, 5 rebotes, una asistencia, +4 de valoración) -cinco inicial-; Luz (3), Goudelock (12), Reyes (8), Masiulis (2), Withey (6), Rigo (6) y Galán.

100 – Casademont Zaragoza (16+27+26+31): San Miguel (3), Mobley (18), Okoye (5), Vanwijn (15) y Hlinason (11) -cinco inicial- Javi García (14), Sipahi (4), Waczynski (13), McLean (10), Radoncic (7), Vilà y Font ().

EFE.