Dominicanos en Basket

El Portal de los Dominicanos en Baloncesto

Carreras 15 puntos, +18 de valoración en revés Regatas

San Martín resurgió y aún sueña en este hermoso clásico de cuartos de final. Después del cachetazo que recibió el miércoles, necesitaba dar vuelta de página y tener un partido como el de hoy. Feroz, muy luchado, sufriendo hasta el último segundo pero consiguiendo el objetivo: ganar, como fuese pero ganar. Partidazo, que terminó en suplementario, a favor de un Rojinegro (94-92), que forzó el tercer partido ante Regatas y envió el desenlace de esta emotiva serie para el día domingo.

Inolvidable clásico, digno de playoffs. Independientemente del juego, partidos como estos también se ganan con el corazón, actitud y entrega. A ninguno de los dos le faltaron esas ganas, pero la importancia en esta historia de Jonathan Machuca fue lo que rompió esa paridad, por ser ese factor que lo decidió todo. El base la descosió en el suplementario, vistiéndose de héroe en el último segundo para anotar el agónico doble ganador, en suspensión, casi sin tiempo, con mucha sangre fría. Terminó con 21 puntos y 6 asistencias.

Más allá de Machuca, el trabajo colectivo volvió a ser la clave para este equipo se conoce de memoria y que, cuando está en sintonía, se motiva aún más y es difícil de quebrar. Se vio también desde el espíritu de Basabe, y las apariciones de Zanzottera y Saiz.

San Martín estuvo más cómodo que en el Juego 1 y se notó. Hoy sí pudo imponer su defensa, incomodó a Regatas y no le permitió correr la cancha, haciéndolo entrar en baches. Lo obligó a tirar de tres, y defendió tan fuerte dentro la pintura que el juego interior remero no pesó (gran defensa sobre Gallizzi en la primera mitad, sin dejarlo anotar ni crear juego hacia sus compañeros).

Adelante, San Martín ejecutó un juego más inclinado a su ritmo y estilo: tuvo tranquilidad, jugó al límite de cada posesión tomando decisiones sobre los 24″, y apostando a un goleo bajo, lastimando únicamente cuando esté seguro de hacerlo. A diferencia del miércoles, hoy pudo subir el balón más suelto y pudo encontrar ese extra pase que lo caracteriza.

Por eso fue efectivo, porque se pasó la pelota y así fue marcando pequeñas diferencias. Los triples de Acevedo, el trabajo de oficio de Basabe y Saiz, más el goleo de Zanzottera, fueron las claves que lo llevaron a tener +11 de ventaja. Sobre el ocaso del segundo parcial, una ráfaga de Regatas achicó el margen, pero se jugaba al compás del Santo (34-29 al descanso largo).

Y lo difícil que fue para San Martín levantar el partido en un tercer cuarto en el que Regatas reaccionó, con la energía de Pato Tabarez apenas iniciado el parcial y mucho más efectivo a nivel colectivo. Los de Vadell supieron surfear la situación, emparejaron las acciones con Basabe y Zanzottera, pero de todas formas tenía que volver a su eje porque se jugó a un ritmo tan dinámico, porque el remero pudo correr más la cancha.

Le costó a San Martín, y más cuando Regatas presionó aún mucho más con Carreras y un Gallizzi mucho más libre ofensivamente. Taya creció con el correr del partido (terminó con 17 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias, brillante).

El dominicano Xavier Carreras, acumuló quince puntos, seis rebotes, una asistencia, +18 de valoración.

Por todo esto el partido se vio obligado a un suplementario, tras igualar en 80 durante el tiempo regular. Y ahí fue en el cual el Santo recuperó la memoria, con Machuca manejando los hilos, con puntos en la mano (bombazo clave) pero también creando juego para sus compañeros, tomando combinaciones con Saiz. El base cordobés lo definió en la última bola del partido, se vistió de héroe y le dio vida a su equipo. Ahora será a todo o nada el domingo. Como merecía terminar esta serie clásica.

Prensa Liga A.